Un contratista imparable

Un contratista imparable

Nos vamos 20 años atrás y recordamos, no sin nostalgia, los contactos, las ganas, la ingenuidad y la motivación por hacer algo diferente.

Iniciaba mi andadura como contratista pensando en hacer alguna reforma en Torrent. Alguna instalación de fontanería o de electricidad que completase mi lanzamiento.

Fue ya en la primavera, como ahora, de 2002 cuando nos constituímos como sociedad y empecé a moverme en busca de las primeras obras. Y llegaron…

Una reforma en Torrent, una notaría del que luego sería nuestro Notario de cabecera para las operaciones posteriores.

Luego vinieron otras y dimos un salto cualitativo y cuantitativo cuando saltamos a la ejecución de obra nueva proveniente de promotores pequeños, que entonces salían como setas.

El dinero fluía y yo diseñé una nueva fórmula para un contratista con ingenio y ganas. Buscar a la fuente, presentar nuestras credenciales y ofrecer hacerles la construccion de  promociones de viviendas a un precio competitivo y totalmente de mercado.

Y triunfamos. Hicimos casi 500 viviendas en 6 años. ¡Y todas siguen en pie!

EDIFICIO PLURIFAMILIAR DE 44 VIVIENDAS

Ahora estamos aquí, con este proyecto que empezó en 2016 y al que le quería empezar a dar visibilidad digital. A contar las cosas que pasan cuando hacemos reformas desde una perspectiva distinta. Sin dar lecciones técnicas ni morales. Sólo aportando experiencia vital y profesional y, si puedo, con un toque de humor.

He encontrado en todos estos años de andadura, y los que me quedan por encontrar, gente maravillosa. Agradecidos por como había quedado su cocina, su baño o su armario o la reforma integral de su casa o chalet.

Gente con mayor o menor porcentaje de tolerancia al polvo y al escombro, y gente que entendía que las obras son así. Que ensucian y molestan pero que si el resultado final es bueno, sonríen.

Este verano pasado vi la alegría en los ojos de un cliente al que le completamos el mosaico y la reforma de su piscina al ver escudo de su Valencia CF terminado. Con la piedra de coronación acabada y las fisuras reparadas. Un tío fenómeno que nos sacaba agua fresca varias veces al día para que nos hidratásemos, y que todos los viernes por la mañana, cuando me pasaba por la obra me llamaba para liquidar la semana. ¡Sin avisar!

¡Y eso es lo que buscamos en Comaval! Sonrisas

Tu lo imaginas, nosotros lo creamos.

REFORMA DE PISCINA

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment